El cautiverio de Francisco I de Francia en Madrid

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El cautiverio de Francisco IEntre las crónicas más comentadas de la historia de Madrid tenemos el cautiverio de Francisco I en el siglo XVI. El rey de Francia fue apresado por las tropas españolas en la batalla de Pavía y trasladado a Madrid.

Podemos seguir las huellas del cautiverio de Francisco I en algunos edificios de la capital. Aún se conservan, con las necesarias restauraciones, y tienen importancia por muchas otras cosas. Se puede decir que lo del rey de Francia es una anécdota curiosa, a veces envuelta en leyenda.

La Casa y Torre de los Lujanes, el Palacio de los Vargas y el Alcázar fueron los alojamientos del francés. En ellos fue prisionero, pero con una consideración especial que lo acercaban al rango de invitado de honor.

La batalla de Pavía

Eran tiempos de guerra. De hecho, casi toda la historia pertenece a tiempos de guerra, salvo algunos interludios pacíficos. Por entonces España formaba parte del imperio de los Habsburgo, que acababan de subir al trono. Carlos I, nieto de los Reyes Católicos, dominaba el mundo desde la península.

El cautiverio de Francisco I
Batalla de Pavía – Anónimo del siglo XVI

Junto con el Turco, Francia era la principal preocupación bélica de la Corona. El imperio Habsburgo se extendía por gran parte de Europa y la monarquía gala temía ser engullida. Por eso trató de anexionarse el Milanesado, territorio en litigio, y así compensar fuerzas. La guerra duró cuatro años.

La batalla de Pavía tuvo lugar el 24 de febrero de 1525. Entonces, los reyes participaban de forma directa en la batalla. Francisco I mandaba sus tropas y puso sitio a la ciudad con superioridad de hombres y armas. Por su parte, las tropas del emperador resistieron lo suficiente para dar tiempo a la llegada de ayuda desde Alemania.

Cuando llegaron los refuerzos, los sitiados salieron de la ciudad y los franceses se vieron rodeados. Francisco I combatía a pie junto a su guardia y en la refriega cayó al suelo. Un soldado español lo capturó sin saber quién era, pero intuyendo por sus ropas que sería personaje principal. Más tarde lo identificaron como rey de Francia.

El cautiverio de Francisco I en la Torre de los Lujanes

El 12 de agosto del mismo año se inició el cautiverio de Francisco I en Madrid. Ese día llegó a la villa del Manzanares, cuando aún no era capital del reino. Pero sí era una de las ciudades más importantes, tanto que esos días el emperador Carlos se encontraba en ella.

El cautiverio de Francisco I
Casas y Torre de los Lujanes

Por eso trajeron aquí al prisionero. Por eso, y porque alguien decidió que había edificios adecuados para retenerlo. Durante mucho tiempo se ha dicho que el primero de ellos fue la Torre de los Lujanes, en la plaza del Salvador, hoy Plaza de la Villa.

La Torre es un lugar adecuado para la reclusión. Pero a la vez era edificio principal, propiedad de la familia de los Luján, una de las más poderosas de la villa. Construidas en el siglo XV, hoy la Casa y Torre de los Lujanes componen el edificio civil más antiguo de Madrid.

Pero los investigadores no están seguros de que el cautiverio de Francisco I tuviera lugar aquí. Algunos apuntan que la Torre de los Lujanes sólo sirvió de primer acomodo en espera de que le acondicionaran una estancia en el Alcázar. En cualquier caso la leyenda de la Torre como prisión ha permanecido.

Paso por la Casa Palacio de los Vargas

Estaba claro que el lugar adecuado para alojar a un jefe de estado era el Alcázar. Pero entonces nadie había pensado que pudiera servir para tal fin, así que es normal que no estuviera preparado.

El cautiverio de Francisco I
Casa de los Vargas

Por eso, y ante una posible larga duración del cautiverio, hubo que dedicar un tiempo a acondicionarlo. En la espera, la Torre de los Lujanes pudo servir de primer alojamiento. Pero también se habla de la Casa Palacio de los Vargas.

Los Vargas eran otra familia importante de la villa. Carlos I tenía tratos con Francisco Vargas y se alojaba en su casa cuando el rey se trasladaba por el centro de la península. Así que no sería raro que Francisco I pasara por aquí. De hecho, a su vuelta a París ordenó construir una residencia en el Bois de Boulogne inspirada en ésta. En Francia se la conoce como castillo de Boulogne o castillo de Madrid.

La Casa de los Vargas acabaría siendo adquirida por el hijo de Carlos, Felipe II, como Casa de Campo. De ahí que el gran parque de alrededor se llame hoy Casa de Campo. A su lado está la Huerta de la Partida, que en su día sirvió para abastecer la residencia. Hoy forman parte del entorno de Madrid Río.

Francisco I en el Alcázar

Donde sí debió de residir Francisco I durante su cautiverio fue en el Alcázar. Aquí tendría a su disposición unos aposentos acordes con su rango. Por eso se dice que más que un prisionero a veces parecía un invitado. El propio Carlos I se interesó por la comodidad de su homólogo francés.

El cautiverio de Francisco I
Vista del Alcázar en el siglo XVII – Pintura de Félix Castello

El Alcázar era a principios de siglo XVI el palacio más importante de la villa. Por entonces estaba inmerso en obras de ampliación y mejora, que continuarían incluso con Felipe II. Fue Felipe quien, una vez acondicionado el edificio para su familia y la Corte, decidió establecer la sede de la monarquía en Madrid. Era 1561 y desde entonces Madrid sería la capital del reino, con un pequeño interludio de cinco años en Valladolid.

Con las mejoras y ampliaciones, el Alcázar llegaría a ser un palacio digno de una corte europea. Tenía espacio para vivienda regia, fiestas cortesanas, capilla y dependencias de gobierno. En siglo XVIII el edificio ardió en llamas y aún los investigadores se preguntan cómo ocurrió. En su lugar se levantó el Palacio Real, que hoy podemos visitar en la Plaza de Oriente.

Durante su cautiverio, el rey francés disfrutaba de libertad de movimientos en Madrid. Acompañado por una guardia española, podía salir al campo, seguramente a los bosques cercanos, y cazaba cuando quería. Tampoco tendría mucha prisa Francisco I en volver a París, donde le esperarían mil asuntos y responsabilidades. Eso y el sonrojo de haber sido derrotado y capturado.

Fin del cautiverio de Francisco I

Por cierto, que hay investigadores que llegan a la conclusión de que Francisco I nunca estuvo en Madrid. Ni en la Torre de los Lujanes ni en la Casa de los Vargas ni en el Alcázar. ¿Será eso posible? ¿Tanta leyenda para nada? Pero otros aseguran que sí estuvo y que su cautiverio fue determinante en el acuerdo de paz firmado.

El Tratado de Madrid se llama así por haber sido rubricado precisamente en esta ciudad. Carlos I y Francisco I pusieron su firma en enero de 1526. Eso significa que muy probablemente el rey francés estuvo aquí en esa fecha. Por este acuerdo, Francia renunciaba al Milanesado, Nápoles, Flandes, Artois y Borgoña.

Tras la firma del acuerdo, Francisco I regresó a París. No cumplió todo lo pactado el rey francés, pero después de otro tratado acabó casándose con Leonor de Austria, hermana de Carlos I.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Ebook_Mirador_Madrid

UN REGALO DE BIENVENIDA

Suscríbete y accede totalmente GRATIS a:

  • Mi ebook: "37 planes únicos que te enamorarán de Madrid."
  • Guías, Mapas y otros materiales que te resultarán útiles.
  • Recibe los nuevos contenidos sobre Madrid en tu email.