Madrid en 3 días, lo que hicimos y lo que nos pasó

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Madrid en 3 diasQueríamos ir a conocer Madrid en 3 días y cuando conseguimos juntar un viernes al fin de semana sacamos un billete en el AVE y nos fuimos.

Creo que una buena forma de agradecer los consejos que nos diste es escribir este pequeño relato de lo que hicimos. Si te parece bien, lo editas y lo publicas, si no me habrá servido al menos para recapitular un viaje que vamos a tardar tiempo en olvidar.

Vimos casi todo lo que un visitante debe conocer de Madrid, o al menos eso creo. Y además nos pasaron algunas cosas que no se encuentran en las guías. Pero voy a empezar desde el principio.

Madrid en 3 días: Día 1

Llegamos temprano a Atocha, por aprovechar bien el tiempo. Había oído hablar del jardín tropical de la estación, pero como salimos directos al taxi no lo vimos. Quizá a la vuelta, pensé. Un poco antes de las once llegamos al hotel y dejamos las maletas en la recepción para no esperar a que nos asignaran habitación.

Por cierto, no pudimos alojarnos en el Hotel Europa como nos recomendaste porque estaba lleno para esas fechas, pero nos alojamos en el Mirador Puerta del Sol, también muy bien situado al lado de la Puerta del Sol, y encima era más barato. El hotel estuvo perfecto para lo que queríamos, creo que también lo podrías recomendar.

Madrid en 3 días
Puerta del Sol

Salimos andando y nuestra primera visita fue la Puerta del Sol, claro. Aquí vimos todo lo que leí en tu artículo sobre esta plaza. La Casa de Correos, el Oso y el Madroño, la estatua de la Mariblanca, Carlos III a caballo, la placa del Kilómetro Cero y hasta el famoso anuncio luminoso del Tío Pepe. Como segundo desayuno nos tomamos un café y un bollo en La Mallorquina, por ir probando cosas auténticas de Madrid. Lo que más nos sorprendió fue la cantidad de gente que vimos durante los tres días por las calles que salen de la plaza.

Nosotros seguimos andando por la calle Mayor y llegamos a la plaza Mayor. Aquí hay otro caballo, el de Felipe III, y la Casa de la Panadería, un edificio muy curioso por las pinturas de la fachada. Curiosamente en su planta baja estaba la oficina de turismo, pero no nos hizo falta entrar. Nos recorrimos la plaza tranquilamente, pasamos por el Arco de Cuchilleros, y salimos por la puerta de al lado. Jose le preguntó a uno de los que hacían caricaturas y le dijo que por allí se salía al barrio de La Latina, que era una de las zonas que yo quería conocer.

Madrid en 3 días
Basílica de San Francisco el Grande

Siguiendo el mapa pasamos por la puerta de la Colegiata de San Isidro pero no entramos a verla porque yo tenía en mente entrar en otra iglesia y el tiempo tampoco da para tanto. Desde la plaza de la Cebada bajamos la calle hasta la basílica de San Francisco el Grande. Aquí sí que entramos. Merece la pena hacer la visita guiada porque además de ver la increíble cúpula que tiene, te explican lo que ves y además te llevan por el museo de arte que hay detrás del altar. Me pareció un auténtico tesoro y no había mucha gente.

Después seguimos por la calle Bailén y cruzamos el viaducto, ése desde el que dicen que se suicidaba tanta gente. Ahora está protegido por paneles de cristal, pero el que se quiera tirar puede hacerlo igualmente.

Al llegar a la calle Mayor tiramos a la derecha y nos metimos a comer algo en Casa Ciriaco, que también es muy recomendada. Jose, que no tiene problema en comer cualquier cosa, pidió los callos. Yo probé la gallina en pepitoria, que dicen que también es muy de allí. A los dos nos encantó, así que ya teníamos fuerzas para seguir.

Madrid en 3 días
Plaza de Oriente

Desde allí estaba a un paso la plaza de Oriente. Esta plaza hay que visitarla sí o sí. Por la plaza y por todo lo que hay alrededor: el Palacio Real, la Catedral de la Almudena, el Teatro Real, los Jardines de Sabatini, el monasterio de la Encarnación, la estatua ecuestre de Felipe IV y algunas cosas más. Nosotros optamos por la Catedral porque en ese momento había cola para entrar al Palacio. Si hay que recomendar algo de la Catedral, me inclino por la Cripta. Un sitio increíble que te transporte a otro tiempo. También tienes la posibilidad de subir al mirador de la cúpula, cosa que poca gente hace, incluidos nosotros.

Como digo no entramos al Palacio, pero sí bajamos a los Jardines de Sabatini, un sitio muy bucólico que nos sirvió para descansar un rato sentados a la sombra. Luego salimos a la plaza de España, otro jardín muy popular, y de allí nos fuimos a ver el Templo de Debod. Por suerte, porque no lo habíamos mirado, el templo todavía estaba abierto (cerraba a las 20h) y pudimos verlo por dentro. Pero creo que lo que más me gustó fue ver la panorámica desde el mirador que hay detrás.

Empezábamos a estar muy cansados así que decidimos irnos al hotel. Con nuestra filosofía de ir andando a todas partes nos dimos una pequeña caminata por la acera de la Gran Vía, por cierto a tope de gente, y después bajando por la calle Preciados, más a tope todavía. ¿De dónde sale tanta gente y por qué están todos juntos?

Madrid en 3 días
Plaza de Santa Ana

Da lo mismo. Acabamos rendidos en el hotel. Pero aun así hicimos el esfuerzo, una hora más tarde, para salir a cenar a la plaza de Santa Ana. La Taberna Puertalsol, al lado del hotel, quedaría para el día siguiente. Al llegar a Santa Ana, ¡otra vez, cuánta gente! Es un lugar muy animado con mucha oferta de bares. Encontramos una de las pocas mesas libres que debía de quedar en una de las terrazas y nos tomamos unas raciones antes de ir a dormir.

Madrid en 3 días: Día 2

Desayunamos en el buffet del hotel para coger fuerzas ante la que sería una jornada cultural. Lo que no sabíamos es que el día iba a terminar de aquella manera tan imprevista, medio perdidos en medio de un bosque. Increíble si tenemos en cuenta que estábamos visitando una gran ciudad. Pero no adelantemos.

Una pareja de la mesa de al lado se iban a hacer el Tour Bernabéu, que parece que es otra de las atracciones habituales de Madrid. No sé por qué motivo nos propusieron acompañarlos. Yo no soy muy futbolera, de hecho no me gusta el fútbol, y aunque a José sí le gusta, es muy del Villareal, así que… como que no. Dedicaríamos el día a algo más apetecible. Madrid en 3 días da para mucho, pero no para todo.

Madrid en 3 días
Museo del Prado

Atravesamos la Puerta del Sol una vez más, bajamos la Carrera de San Jerónimo, pasamos por delante del Congreso y de la estatua de Cervantes, la de la cápsula del tiempo, hasta que llegamos a la plaza de Neptuno, o mejor dicho la de Cánovas del Castillo, que Neptuno es sólo la fuente. Habíamos decidido que dedicaríamos el día a los museos, pero al final sólo pude convencer a Jose para entrar a uno, así que fuimos al Museo del Prado.

En el Prado te puedes tirar el día entero, mejor dicho, varios días. No me lo imaginaba tan grande. Como había que seleccionar me decidí por algunas salas. Todas las de Velázquez, por supuesto, pero también El Bosco, Goya y Tiziano y algunas más de rebote. Saber que estás ante algunas de las grandes obras de la pintura universal ya predispone bien, pero es que algunos cuadros son increíbles.

Madrid en 3 días
Museo Sorolla

Nos pasamos casi toda la mañana en el Prado y terminamos agotados. Aun así yo quería aprovechar para ver algún museo más pero Jose prefirió ir a echarse una siesta. Así que me subí al autobús 27 (al lado del Prado) y me fui sola a un museo que tenía en la cabeza visitar desde hacía mucho tiempo, el Museo Sorolla. Una valenciana no podía dejar pasar esta oportunidad. Y mereció la pena, no sólo por los cuadros que allí se guardan, también por la casa, por ver el salón en el que pintaba, el patio, el jardín, no sé, todo.

Cuando llegué al hotel Jose estaba, como había dicho, tumbado en la cama. Pero me confesó que acababa de subir, porque había estado en las tiendas de la calle Preciados y se había comprado unas zapatillas de deporte. Las mismas que se podría haber comprado en casa a la vuelta, pero el caso es que le hizo ilusión.

Como todavía era media tarde decidimos salir a hacer una turistada que Jose había leído en un folleto. Subimos andando hasta la Gran Vía, que al verla por segunda vez ya me sonó familiar, y dimos un largo paseo hasta el parque del Oeste para subir al Teleférico. Y aquí viene lo gracioso del día porque después del trayecto de ida, que por cierto está muy curioso porque vas viendo Madrid desde una buena distancia, nos sentamos un rato en el parque que hay al lado de la estación y nos olvidamos de todo.

Madrid en 3 días
Cabinas del Teleférico

El caso es que allí sentados veíamos los cables del Teleférico y las cabinas que pasaban hacia un lado y hacia otro. También veíamos muchos árboles, caminos, algunos paseantes y, en fin, un paisaje como de bosque. Hasta que nos dimos cuenta de que los cables estaban parados y las cabinas ya no circulaban. ¡Se nos había pasado la hora de regreso y no sabíamos cómo volver! Un despiste por nuestra parte porque sólo un rato antes habíamos visto que el Teleférico cerraba a las 21h, pero estábamos tan a gusto en el parque que se nos pasó.

La verdad es que me alarmé un poco porque ir andando desde allí, con toda esa distancia y atravesando un bosque desconocido no era muy apetecible. Además, empezaba a anochecer y ya no se veía un alma por allí. Afortunadamente dimos con una pareja que corría por un camino y les paramos para que nos indicaran. Caminando un rato por aquella dirección, dijeron, llegaríamos a la zona del lago y allí podríamos coger el metro.

Eso hicimos. Después de unos minutos, calculo que no más de diez o quince, divisamos primero un aparcamiento con bastantes coches y detrás unas luces. Cuando nos acercamos un poco más vimos que había unos cuantos restaurantes con terraza y justo detrás el famoso lago de la Casa de Campo. Estaba tan apetecible (y estábamos ya un poco cansados) que decidimos quedarnos allí a cenar. Lo de la Taberna Puertalsol tendría que seguir esperando. Nos dieron una mesa en la terraza del Urogallo y cenamos estupendamente una carne a la piedra, en un entorno natural que no nos esperábamos. El descuido del Teleférico había merecido la pena.

Madrid en 3 días
Lago de Casa de Campo

Desde allí nos indicaron dónde estaba la boca del Metro (muy cerca del lago) y en poco tiempo estábamos de nuevo en la Puerta del Sol para subir al hotel y dar el día por concluido.

Madrid en 3 días: Día 3

Para cerrar nuestra visita a Madrid en 3 días empezamos el domingo, después de desayunar en el buffet y de dejar las maletas en recepción, subiendo a la Gran Vía y entrando en la Casa del Libro. Conozco la de Valencia, que está bien, pero sabía que ésta era enorme, cuatro plantas repletas de libros. Fue un gusto dar una vuelta por sus pasillos aunque no compré nada, que no era plan de ir cargando con peso.

Madrid en 3 días
Plaza de Chueca

Cruzamos la Gran Vía y seguimos por la calle Fuencarral porque queríamos conocer el barrio de Chueca. Nos gustó mucho, aunque la hora a la que íbamos, entre las 10 y las 11, no es cuando más animación debe de haber. La plaza de Chueca tiene que estar muy bien para tomar el aperitivo, pero nosotros decidimos seguir moviéndonos para aprovechar más el día. Vi muchas tiendas chulas, que no pertenecen a las grandes cadenas, tiendas que seguramente sólo puedes encontrarlas allí, así que me pareció un buen lugar para compras. Quizá la próxima vez.

Salimos por la calle Barquillo hasta Alcalá y de ahí bajamos a la plaza de Cibeles, uno de los puntos importantes de Madrid que nos faltaba por ver. Aquí hay mucha gente haciendo fotos, sobre todo de frente al Palacio de Cibeles, con la Fuente de la diosa en medio. Por toda esta zona hay un montón de edificios monumentales. Merece la pena entrar a ver el vestíbulo del Palacio de Cibeles, que es grandioso, y más aún subir al mirador de la octava planta (por cierto, que también se llama Mirador Madrid). Desde ahí arriba tienes una vista de la ciudad enorme, con una perspectiva de 360 grados.

Madrid en 3 días
Puerta de Alcalá

Desde allí la Puerta de Alcalá está a un paso. Es muy fotogénica aunque está en medio de una rotonda con mucho tráfico. Y justo ahí está una de las entradas al Parque del Retiro, donde pensábamos pasar un buen rato. Nos dimos un paseo hasta el estanque, renunciamos a la barca de remos pero nos sentamos un rato en la hierba viendo el monumento a Alfonso XII, seguimos hasta el Palacio de Cristal, que está en un entorno precioso, y llegamos hasta la Rosaleda. Quedaban bastantes rosas, aunque en mayo, con todo florecido, debe de ser impresionante.

Pasamos junto a la estatua del Ángel Caído, que dicen que está a 666 metros de altitud, y aunque sabemos que hay mucho que ver dentro del Retiro, salimos del parque por la puerta del Parterre. Pasamos junto al Casón del Buen Retiro, el edificio de la Real Academia Española y la Iglesia de los Jerónimos, que es preciosa por fuera (no la vimos por dentro porque a esa hora, un poco antes de las 14h, acababan de cerrar).

Madrid en 3 días
Parterre del Parque del Retiro

Cruzamos el Paseo del Prado y nos internamos por las calles estrechas del Barrio de las Letras. Pasamos por la calle Cervantes, donde está la Casa Museo de Lope de Vega, y por la calle Quevedo para llegar a la famosa calle Huertas. Aquí hay muchos sitios para comer algo, pero yo iba con la idea de probar el Vi Cool, esa especie de taberna modernita del chef Sergi Arola que recomiendas en tu web; nos pareció curiosa y no demasiado cara.

Y después de comer teníamos que ir dando por terminada nuestra visita a Madrid en 3 días. Fuimos andando a recoger las maletas al hotel y nos subimos al Metro (cuatro paradas) hasta la estación de Atocha. Una vez allí, como nos sobraba algo de tiempo, aprovechamos para ver el jardín tropical, que tampoco es para escribir a casa pero resulta agradable de ver.

Madrid en 3 días
Jardín Tropical de la Estación de Atocha

Y esto es todo. Seguro que nos hemos dejado cosas interesantes que ver. Pero vimos muchas, muchísimas, y entre ellas las más importantes o al menos las que antes de emprender el viaje había marcado como imprescindibles. En la próxima visita a Madrid, que la habrá, iremos de compras por Chueca, subiremos a la Taberna Puertalsol, entraremos a otros museos y conoceremos algún que otro rincón que nos hemos dejado, como la Plaza de la Villa (imperdonable no haberla visto habiendo pasado tan cerca) y las calles del Madrid de los Austrias. Será Madrid en 3 días o en 5 o en 15, que da para mucho.

Hasta pronto.
Carla

En este mapa puedes ver el recorrido que hicieron Carla y Jose durante su visita a Madrid. En gris el día 1, en azul el día 2 y en verde el día 3. Los marcadores llevan el número del día correspondiente. El Cero es la Puerta del Sol, donde se alojaron, punto de partida los tres días.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Ebook_Mirador_Madrid

UN REGALO DE BIENVENIDA

Suscríbete y accede totalmente GRATIS a:

  • Mi ebook: "37 planes únicos que te enamorarán de Madrid."
  • Guías, Mapas y otros materiales que te resultarán útiles.
  • Recibe los nuevos contenidos sobre Madrid en tu email.
Booking.com